lunes, 19 de octubre de 2015

LOS TOROS Y LAS RANAS ... Así ocurre con los poderosos y políticos; sus peleas perjudican finalmente a los más débiles.

LOS TOROS Y LAS RANAS 

Cierto día estaban dos toros peleándose en un prado.

Una rana los miraba y suspiraba con tristeza.

Al preguntarle otra qué le ocurría, la rana respondió:

- Uno de ellos perderá y será desterrado.

Como será expulsado del prado, vendrá a la charca y nos perjudicará a todas. Ya verás cómo este combate, que no es nuestro, nos trae malas consecuencias.

Y así fue. El toro perdedor ya no pudo pacer en los campos y tuvo que irse al estanque.

Allí, todos los días, aplastaba con sus pezuñas una buena cantidad de ranas.

MORALEJA: Así ocurre con los poderosos y políticos; sus peleas perjudican finalmente a los más débiles.

(Esta fábula con su moraleja fue escrita por Esopo).