lunes, 19 de octubre de 2015

MURIÓ JOSÉ PIRILO ... El que presumiendo anda lo ajeno, termina con los cuernos de la vaca.

MURIÓ JOSÉ PIRILO

Un empleado de una funeraria trabaja de noche, para examinar cuerpos antes que éstos sean sepultados o cremados.

Examina un cuerpo identificado como José Pirilo, que esta pronto para ser cremado y descubre que el difunto posee un pene tan grande como jamás había visto en su vida.

-"Disculpe Sr. Pirilo (piensa el empleado), más no puedo mandarte al crematorio con esa cosa tan grande. Ella tiene que ser conservada para la posteridad".

Con un bisturí remueve el gran pene del muerto, lo guarda en un frasco y se va para la casa. A la primera persona a quien él muestra tal monstruosidad, es a su mujer.

-"Tengo algo increíble para mostrarte, querida. No vas a poder creerlo".

Después, abre el frasco y... al ver el contenido, su mujer grita horrorizada: Oh, mi Dios. Murió Pirilo?

MORALEJA: El que presumiendo anda lo ajeno, termina con los cuernos de la vaca.

- (Esta historia fue escrita por un autor desconocido. La historia con su moraleja fue coleccionada, y recontada por Max Guerra).